Limpieza de cámaras de VidePan

Consejos de limpieza para cámaras de 360 grados esféricos

 

En este artículo os vamos a dar unos consejos y pautas a seguir para la limpieza de las cámaras de 360 grados esféricos. Tanto si nos alquilas como si nos compras las cámaras, durante su uso, es posible que puedan ensuciarse debido al polvo, huellas dactilares, etc. por eso hemos pensado en hacer este artículo y ayudaros a conservar las cámaras en buen estado durante el mayor tiempo posible.

Consejo número 1. Mantener la cámara siempre tapada

 

El peor enemigo de las cámaras es la suciedad ya que pueden arruinar las fotos de un viaje o una sesión de fotos si no se ha tenido la precaución de limpiar los objetivos antes de empezar. Mantener una cámara limpia es siempre una tarea difícil, ya que a pesar de mantenerla siempre en su funda y ser manejada con las manos limpias, de alguna manera acaba por mancharse.

Si una cámara con un solo objetivo es difícil de mantener en limpia, imaginaros lo que puede ser con las cámaras 360 grados esféricos, con cuatro o más objetivos. Que un solo objetivo tenga una mota de polvo o una huella, puede arruinar la foto o vídeo entero.

Además, la funda donde se guarde debe ser acolchada y tener protecciones. Como decimos, las cámaras 360 grados esféricos, tienen varios objetivos y aunque lleven una carcasa de protección, un mal golpe puede hacer que se dañen sus componentes internos o que se rallen los objetivos. Tenéis nuestra recomendación en la siguiente entrada Lowerpro.

Las cámaras 360º deben ser tratadas con el mismo mimo y cuidado que una cámara réflex, incluso cuando están dentro de su carcasa de protección.

Consejo número 2. Limpieza exterior

 

Las cámaras de 360 grados esféricos parecen tener un don especial para que la suciedad se adhiera a estas con una asombrosa facilidad. La grasa de nuestras manos, la suciedad del ambiente y la cantidad hendiduras, botones y roscas, hacen de la cámara el hogar ideal para que este se acumule.

A diferencia de lo que muchos creen, utilizar aire comprimido para limpiar las cámaras no suele ser la mejor decisión. La potencia con la que este sale puede dañar el equipo, rayarlo o hasta introducir aún más ese indeseable polvillo en el interior de la cámara.

Limpieza del cuerpo de la cámara

 

Antes de utilizar cualquier tipo de tela o toalla húmeda es importante que, con una pera de aire o un pincel de cerdas naturales muy suaves, eliminemos las partículas que puedan llegar a rayar nuestro equipo si las arrastramos con un paño de limpieza.

Debes prestar especial atención a las zonas más inaccesibles, como las ranuras para tarjetas de memoria y las ranuras de los botones, ya que es donde suele acumularse la mayor cantidad de suciedad.

Si tienes pensado utilizar algún producto de limpieza, procura que este no sea abrasivo e intenta utilizarlo con moderación ya que en exceso puede acumularse en las hendiduras del cuerpo de la cámara provocando quizás, mayores perjuicios. El alcohol isopropilico gracias a su gran volatilidad, suele ser la primera opción de muchos fotógrafos para realizar esta tarea.

Consejo número 2. Limpieza de las Lentes

 

Mantener los objetivos limpios y libres de polvo ayudará a que los mismos prolonguen su vida útil. Las cámaras se vuelven obsoletas cada vez más rápido, pero si están bien cuidadas, estas  pueden acompañarte durante un buen número de años, haciendo rendir mejor tu inversión.

Para limpiar las lentes, utiliza la pera de aire para retirar aquellas partículas que puedan potencialmente provocar rayones en la superficie de la lente. Una vez hecho esto, limpia la superficie de la lente suavemente con un paño de microfibra, similar al que se utiliza para limpiar gafas.

Si después de esto hubieran quedado rastros o marcas en la misma, puedes utilizar alcohol isopropilico, y darles el toque final. Las lentes tienen un baño protector que evita que se dañen con mayor facilidad por lo que solo utiliza líquidos si fuera realmente necesario.

Qué no hacer a la hora de limpiar un objetivo:

 

  • Si no quieres provocar mayores daños, el papel, la camisa y la camiseta no son opciones permitidas para limpiar tus lentes.
  • No añadas ningún líquido directamente sobre la lente ya que puede acumularse o entrar por las hendidas hacia el interior.
  • No utilices limpiadores genéricos de lentes, algunos son muy abrasivos y pueden terminar por dañar el baño protector que las marcas utilizan para proteger las lentes.

 

Cuidados generales del equipo

 

  • Tanto el equipo como el lugar donde lo guardemos (mochila, funda o bolso, etc.) deben mantenerse lo más limpios posible. De esta manera, que entren partículas será más complicado.
  • Si tienes pensado darle un respiro a la cámara y no utilizarla por un tiempo, sería conveniente que dejes cargada la batería más o menos a la mitad y recuerdes mantenerla así hasta que la vuelvas a utilizar, de manera que no sufra la batería y acorte su tiempo de vida.
  • Mantener la cámara o bien con su funda o bolsa para evitar que el polvo del ambiente se meta en su interior.
  • Lleva siempre en tu mochila: un kit de toallitas húmedas, líquido eclipse y un pincel de cerdas naturales electroestático, para que el polvo se pegue a él.

Lograr buenos hábitos al momento de manejar tu equipo minimizará el riesgo de que el polvo, la humedad o los rayones puedan llegar a dañarlo.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: