Es increíble la rapidez con la que esta tecnología se ha vuelto lo suficientemente simple como para que todo el mundo pueda llevársela de vacaciones. Hace dos años, la creación de imágenes en 360 grados esféricos requería de equipos muy potentes, tanto para la toma de las imágenes como para su posterior procesado. Hemos probado ocho cámaras de 360 grados esféricos orientadas al consumidor y pequeños trabajos profesionales que caben en el bolsillo y no requieren más aprendizaje que un teléfono inteligente.

Lo que está llevando la fotografía en 360 grados esféricos a los no profesionales es, la capacidad de realizar fotografías esféricas, con un equipo compuesto de múltiples lentes que trabajan juntas y toman la imagen en un solo disparo, en lugar del método tradicional en el que el fotógrafo, debe girar lentamente alrededor, tomando una nueva imagen cada pocos grados y usar posteriormente un programa para unir todas esas fotografías. Estas nuevas cámaras de 360 grados esféricas están equipadas con dos, tres o hasta 36 lentes que capturan imágenes de forma simultánea. Una excepción, la 360Fly 4K, utiliza sólo una lente de gran angular. No puede ver lo que está inmediatamente debajo de ella y por lo tanto es considerada más una cámara panorámica que esférica.

Estas cámaras tienen toda la ingeniería de imágenes y software necesarios para tomar las imágenes de todas sus lentes y coser las imágenes en una sola, aunque por lo general, el fichero final debe ser procesado a parte, ya sea en la nube privada del fabricante o utilizando otro dispositivo, como el teléfono móvil ultimo modelo de la marca en cuestión. El resultado final es una imagen equirectangular, que se parece a uno de esos mapas de la Tierra que hace gigante a la vista a Groenlandia. Sin embargo, visto a través de un reproductor de 360 grados, se ve como una imagen normal por la que te puedes mover en todas direcciones.

En teoría, cuantas más lentes en una cámara de 360 grados esférica, mejor será la imagen. Pero hay muchos más factores a sopesar.

Los ojos que todo lo ven

Durante las pruebas, las imágenes con mejor calidad y detalle provenían de la cámara Panono, la más grande y costosa de todas las cámaras. Es la una cámara equipada con 36 lentes que se parece a una estrella de la muerte del tamaño de un pomelo. La Panono capta información a través de sus 36 sensores con una calidad de 108 megapíxeles. Una vez tomada la foto, debe ser subida a la nube privada que proporciona el fabricante (a través de la aplicación para teléfono o Tablet) para ser cosida según la información proporcionada por la cámara. Si una foto vale más que 1.000 palabras, una foto con la cámara Panono debe valer más que 10.000.

El vídeo con mejor aspecto vino de la Kodak PixPro SP360 4K, que es en realidad dos cámaras de gran angular que se venden junto con un clip por $ 900. El uso de un mando a distancia, permite iniciar la grabación de las dos lentes al mismo tiempo, pero hay que coser los videos juntos en un PC o Mac, y aún así la capacidad de fotos son limitadas.

La cámara de 360 grados esférica cuya calidad de imagen proporciona mejores balances y tiene la mayor portabilidad es la Samsung Gear 360, la cual combina dos lentes en una esfera que se asemeja al EVE de WALL-E. La cámara Gear 360 que probé, anunciada en febrero, apenas salió a la venta en Corea del Sur por $ 350. Los disparos de la Gear 360 eran brillantes y coloridos, y su video sólo ligeramente inferior a la resolución de la Kodak. La Gear 360 es también más fácil de manejar y el teléfono Samsung Galaxy necesario, sirve como visor inalámbrico y ordenador para unir y compartir al instante las imágenes, o ver en el casco de VR de la misma marca. Una gran advertencia: Sólo funciona con los últimos teléfonos de Samsung Galaxy, aunque también se pueden descargar las imágenes en RAW y unirse en un PC con Windows. Su mayor inconveniente: El espacio necesario para las lentes de mayor calidad de la Gear 360 hace que sea un poco demasiado grande y pesada para caber fácilmente en un bolsillo de los vaqueros.

Si consideras que la esfera Gear 360 es demasiado voluminosa para ti, prueba con la  de LG 360 Cam ($200), un palo de 4 pulgadas con dos lentes esféricas más pequeñas, en el extremo. Para usarlo, simplemente hay que sostenerlo y pulsar el botón de disparo, como el dispositivo de borrado de memoria de la películas «Los Hombres de Negro». Es una buena opción para muchas personas, ya que la aplicación que la acompaña se ejecuta tanto en teléfonos Android y Apple, que es donde se puede obtener una vista previa y el cosido de las imágenes. Las fotos y el vídeo de la 360 de Cam se ven bien, aunque son un poco peores de calidad que los de la Gear 360.

Los mayores retos de la utilización de una cámara 360 grados esféricos no son técnicos, son creativos. Muchos lugares famosos son bastante aburridos de aspecto fuera del marco de una cámara tradicional. Nadie quiere ver el aparcamiento justo al lado de la punta del glaciar de Yosemite. Según la pericia del fotógrafo y de las condiciones del lugar, el fotógrafo casi siempre va a estar en estas tomas. A menos que se utilice un trípode, las manos del fotógrafo aparecerán en la foto en tamaño gigante, sosteniendo la cámara. Los apoyos de la Cámara Panono son una solución creativa: Se puede disparar automáticamente cuando se tira hacia arriba en el aire y alcanza el punto más alto, controlado por su acelerómetro. Por supuesto, hay que estar debajo para poder cogerla cuando caiga.

El vídeo complica aún más las cosas: Si te mueves alrededor demasiado mientras estás filmando, a la hora de ver las imágenes, particularmente utilizando gafas de realidad virtual, podrías dejar a tu público mareado.

No estamos lejos de un futuro en el que es normal asumir que las fotos tienen otra cara. Eso significa que vamos a necesitar un nuevo término para los selfies 360 donde todo el mundo está en un círculo.

Basado en la información de este artículo.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: